COTIDIANIDADES

Por: SAUL HERNADEZ

.- Los retos de la educación

DE TODOS es conocido el hecho destructor que ha traído la pandemia del coronavirus a la sociedad, no sólo en el ámbito d trabajo, económico y de cotidianidad, sino también en lo personal y emocional, situación que ya deja secuelas con los efectos provocados por el encierro y la inactividad.

De lo anterior la educación no puede ser ajena a ello y nos referimos a toda la cadena de servicios y consumo que se gesta a partir de la educación, que aun con todo lo que se diga y se haga, que son cosas a medias, podemos decir que no se ha estado a la altura de las circunstancias, pese a que sí se tiene toda una experiencia con respecto a la educación a distancia.

Ya en otras oportunidades hemos señalado el origen de la televisión educativa, que data después del término de la segunda guerra mundial, después de la devastación de Europa, en especial Italia, quien fue precursora de ese modelo y que lo hizo para dar tiempo a la construcción del aparato educativo, así como de su infraestructura.

México lo adopta con la intención e llegar a zonas rurales, allá por los años sesentas a finales de esa década, pero lo hizo de tan mala manera que lo adoptó para siempre, el grado tal de que formó la telesecundaria y de ahí ya no pasó, pero tampoco despareció y sí podemos decir que el modelo de telesecundaria se fue perfeccionando, hasta encontrar en la actualidad ese mismo modelo que no ha tenido un grado superlativo y sí como toda la educación un retroceso.

Pues bien, los dueños de los centros educativos ya apuestan a la apertura de los mismo ara el mes de marzo próximo, y afirman que lo harán no importando el color del semáforo epidemiológico, ello abrazados del artículo tercero Constitucional que brinda el derecho a la educación, el derecho al trabajo, el derecho a la libre elección, porque afirman que no estarán más tiempo cerrados dichos centros educativos, pese a que también la Ciudad de México diera a conocer que para ese mismo mes se podría regresar a las aulas, pero sólo los que estudian Ciencias de la Salud en las escuelas universitarias y técnicas, no así todos los niveles educativos, que sabemos han tenido un serio retroceso con el cierre de las escuelas.

Para nadie es ajeno también que la educación que imparte el estado sigue siendo de muy mala calidad y eso ha llevado al crecimiento de la demanda de la educación privada que hoy con la pandemia se ha visto seriamente afectada en todos los sentidos, de antemano espera el cierre de muchas de ellas, que arrojarán más desempleo y menos oportunidades de capacitación, lo peor del caso es que la educación en manos de los políticos sólo representa una voz demagógica con respecto a que la educación es el futro y no es un gasto es una inversión, pero que no invierten en ella, sobre todo, en lo que respecta a la infraestructura que sigue por los suelos y en el olvido, ya no digamos en planeaciones y ejecuciones académicas en el proceso de enseñanza y aprendizaje, porque ahora un maestro está más sumido en las actividades sindicalistas o de grilla que la de preocuparse por enseñar, claro con sus excepciones.

La educación en México frete a países más desarrollados se encuentra a años luz de distancia.

Y lo que sin duda se vive en la actualidad es por los años en que se ha dejado en el abandono, sin embargo no podemos seguir echando la culpa al pasado, lo malo de ello, es que el presente y el futuro para este aspecto de educación se ve muy alentador que digamos por eso la apuesta es y seguirá siendo a una educación de paga, desafortunadamente y llegarán sólo aquellos que puedan tener los recursos necesarios para solventarla, porque el resto, por las malas decisiones del estado y de la falta de voluntad en funcionarios y políticos, no habrá de superarse este problema y en caso de hacerlo, no serán de la calidad requerida.

Hoy la educación a distancia también ha sido y fiasco y muchos padres de fama han apostado mejor a que sus hijos pierdan el año de clase, que seguir simulando enseñarles, el problema también es que se va a sumar este año, haciendo aún más grande la brecha de capacitación, que es poco lo que importa a los que se creen dueños de la educación

Y ya dije.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.