17 mayo, 2021

Continuamos

Periódico de Información General

,. Campañas sin impacto

.- Requieren una mayor estrategia candidatos para lograr interesar a la sociedad

Por: SAUL HERNANDEZ

PUES FINALMENTE las campañas se empataron y ya con la presencia de los candidatos a los cargos de diputados locales y presidentes municipales, como que la sociedad intentó animarse, aunque de plano hay aun muchas acciones en el asunto del impacto que ya se debieron de dar y no es así.

A la fecha seguimos escuchando los mismos discursos y promesas, hace falta un mayor impacto y, sin duda, antes se daba dentro de los grupos, que renunciaban a un partido y se iban para otro, incluso quemaban banderas y playeras en repudio  a esa imposición o bien, por el hecho de no combinar con lo dichos de quien los mencionara, algo que representaba hasta cierto punto un convencimiento social de una mejor propuesta, hoy no es asi, el asunto de la pandemia y las restricciones en muchos aspecto prácticamente los han atado de manos, dejando ahora sólo la posible visión de la sociedad.

Sin embargo, también sabemos que no es asi porque precisamente la sociedad llega al hartazgo y a escuchar lo mismo y, peor aún, convencerse que no hay un cambio sustancial que le da lo mismo votar que no hacerlo, así el abstencionismo se vuelve protagónico y entonces se levanta con el triunfo aquél que tenga la manera de sostener una estructura electoral y no la promesa, porque bien una mejor idea puede salir de una persona que sea candidato de un partido más humilde, pero por la falta de lo que tienen otros, simplemente no prosperará.

En calidad de mientras la guerra de las bardas no se hizo esperar, algunos desde meses atrás apartaron los espacios, la guerra de papel también ya inició, así que nos llenan las casas con trípticos y volantes; de igual forma el ruido de calles a través de los perifoneos y las tradicionales visitas domiciliarias, donde pasan y ya no vuelven nunca jamás, así ganen o pierdan, ni siquiera para agradecer la confianza obtenida.

Especial atención merecen las redes sociales, que contra lo que parezca es muy limitada, porque muchas de ellas parten de los ciudadanos, pero es de igua el falaz comentario de los actores políticos, que sólo generan un encono y enojo, donde algunos hasta se insultan y se dicen de todo, algunos más tratan de convencer por su favorito, pero pocos hacen aportaciones reales y efectivas, dejando asentado el dicho de que lo que no duele incomoda y es preferible desoírlo que aceptar tales hechos imputados y es aquí donde se parte esa credibilidad, donde la sociedad también se ha infectado en ese ejercicio de intereses y no de de un beneficio general, que es lo que debe de prevalecer, sin embargo, todos  quieren llevar agua a su molino.

Con todo lo que se dice, vale señalar que las posiciones cuentan, lo bueno o lo malo, en el caso del Facebook cumple el principio de ser un ejercicio desestresante, es el despresurizador social de la frustración de no estar o de no ser parte y querer estar, a final, ese juego cumple con la acción de ejercer ese acto que muchos abanderan como libertad de expresión y pensamiento, aunque en ello se vaya encaminando a ser o no de quien pretendemos.

Las campañas de ediles y diputados locales, acaban de empezar, pero también hay que decir que es cuenta regresiva y ese accionar deberá ser intenso y tratar de llegar a más personas lo antes posible y, para ello servirá tanto lo bueno como lo malo, así que las redes sociales, poco a poco irán creciendo en esa preferencia y, también poco a poco empezarán a desaparecer otros actores que poco tendrán que ver con la elección, y ya veremos en ese ejercicio de resistencia, quien llega y cómo se sostiene, en ese rubro, muchos pueden decir que las redes sociales no votan, pero no se puede negar que también es un generador de influencia, por lo que hay que estar atentos, sobre todo por el hecho de que la sociedad no está politizada, que requiere información más asertiva para poder dirimir entre lo que conviene o no, de lo que es o será bueno para todos o quizá para unos cuantos, como ya algunos lo han manifestado y, con todo y ello, así le apuestan a seguir siendo y, otros que sólo quedarán en el anecdotario, esperemos que no sea el caso, porque la sociedad requiere de esa participación de esa pluralidad, de esa diversidad de ideas que nos deben enseñar a construir un mejor presente, de no ser sí, seguiremos condenados a un atraso que se antoja harto difícil de poder avanzar y salir de los rezagos en todos los rubros,

Y ya dije.

previous arrow
next arrow
Slider