17 mayo, 2021

Continuamos

Periódico de Información General

¡Aló México!

Por: SAUL HERNANDEZ

EN ESTOS momentos de campañas pareciera que la sociedad tiene un choque de emociones y que en verdad no atina a saber por quién decidir, por un lado se encuentra, y ahora unidos, los de siempre y los que dice el Presidente son los causantes de los males del país y, por el otro lado, los de nuevo cuño, que se han convertido en un verdadero mounstruo de mil cabezas, porque precisamente han utilizado un discurso de cambio y nada ha sucedido, al contrario, el aspecto de beneficio no llega, ni a los ojos de la sociedad y, mucho menos a su bolsillo.

El Presidente de la República, ha tenido como ningún otro tal poder, al grado que empieza a reflejar su autoritarismo y en su idea de venganza contra todos, busca sólo empalarse en el poder a costa de lo que sea, muestra de ese capricho es la posición que toma frente a la situación del candidato de su partido a Guerrero, que lo defendió a ultranza y que ahora tampoco dice nada con respecto a que será la hija del señalado Salgado Macedonio quien pugne por dicho cargo. Convirtiéndose así en una “Juanita”, por aquél caso de Juanito en la entonces delegación Iztapalapa, que AMLO le hiciera prometer su dimisión al cargo en caso de ganar la elección y así fue, un títere más de la democracia del Presidente

Ese punto, como otros muchos más de observación de los cuales hemos apuntado en este espacio y que no ha pasado nada, inclusive desde su púlpito mañanero sigue dictando la plana en una condición de establecer la agenda informativa del día, tal y como lo hiciera en su momento el fallecido presidente venezolano, Hugo Chávez y que llevara al rincón de la ignominia a su propio pueblo, bajo la bandera de la justicia y la democracia, y hoy, los venezolanos están sufriendo seriamente las consecuencias con un presidente peor que Chávez, quien los arrinconó en esa situación y por momentos pero, pareciera por momentos, que México se podría encaminar a tal situación, aunque para que sucediera eso, quizá se tendría que acabar un acuerdo comercial con Estado Unidos, que de entrada no sucederá.

Pero nada dice lo contrario con los aspectos internos que sabemos también ha afectado seriamente el empleo y la fuga de capitales, y no es por el hecho de que nuestro país se convierta en un paraíso fiscal, sino por todo lo contario, es decir, el Estado no ha asumido su responsabilidad de intermediario a favor de la sociedad y sí para sus bienestar que lo disfraza en una ejecución equitativa para todos, pero no es así, muestra también son las vacunas que se dice hay, existen, pero no se aplican, no se reparten, entonces la pregunta es qué es lo que pasa y esas situación ha descontrolado al electorado y a la sociedad en general.

Por el otro lado se encuentran los de siempre, que debido al exhibicionismo que han tenido, saben que poco pueden hacer y es mejor pasar por debajo del agua que enfrentarse a seguir alimentando ese juego de señalamiento y crucifixión al que se les ha sometido.

Peo tampoco aprenden o bien no quieren cambiar, los ahora de siempre y también oposición, no se  han erigido como tales

Al contrario, saben que de hablar no les iría muy bien, pero tampoco han tenido la humildad de reconocer sus errores y, precisamente la situación de un cambio radica en reconocer que hemos fallado y empezar de nuevo, mientras no lo hagan, mientras no tengan ese reconocimiento interno y que se de desde las cúpulas partidistas para poder tener esa humildad de solicitar el voto, que le gane una confianza social y mientras no trabajen en una reconstrucción interna que les permita fincarse dentro de una identidd e ideología, no se podrá avanzar.

Hemos también señalado que es menester tener partidos fuertes, decididos, comprometidos, echados p´a delante, con la férrea situación de defender a la sociedad, al individuo que también día con día se aferra a no perder una calidad de vida, así como un ejercicio de aprendizaje que le permita asentarse en una cambio más plural, con esa diversidad de ideas y que se pueda fincar un proceso democrático efectivo, sin rencores, ni enconos, sin divisionismos, que podamos como sociedad transitar a mejores estadios que nos ayuden a esa reconstrucción de un presente para la mejora del futuro que pretendemos , difícilmente podremos avanzar.

Se trata pues, de  la participación social, de todos los sectores, de buscar representantes dignos y comprometidos y no de una lucha intestina que sólo defeca desigualdad, coraje, envidia y poder que es lo peor, llegan a defecarse mentalmente que se creen tlatoanis e ídolos, cual si fueran mesías con la única verdad en sus labios y eso no es cierto,

Lo peor de todo es que practican un discurso mediático y controlador bajo el supuesto bienestar que no llega y ahora que los candidatos ofrecen cualquier cosa para tratar de ser; vale recordar que así ha sucedido y poco ha funcionado.

Muchas son las vertientes que se .miran pero sin duda, lo que al parecer dejará estas campañas, será un retroceso, porque siguen sin pretender hacer cosas nuevas y sólo realizar viejas prácticas que dejarán más divisionismo. Y ya dije

previous arrow
next arrow
Slider