19/06/2021

Continuamos

Periódico de Información General

Por Carmelo GalindoCONTROL SOCIAL Y ALIMENTARIO EN MÉXICOEL MITO: un ángel rebelde evade la obediencia que le imponía su padre, pero no optó solo por ser libre sino que eligió someter a toda la humanidad a través del pecado ¿Será que el hombre nació para ser esclavo eternamente?

CONTROL FORMAL E INFORMAL: el primero se legitima mediante la aplicación de múltiples reglas y normas –institucionalizadas-, que definen al estado de derecho donde la desobediencia se contiene mediante sanciones –castigo al delito-; y, el segundo lo ejerce directamente la familia, el culto y más, a través de la crítica, la discriminación, el aislamiento, etc.; ambas formas de control fortalecen mutuamente la funcionalidad de la sociedad.Dichos instrumentos se expandieron del nivel local y nacional al ámbito internacional; sin ellos, sería imposible imaginar el llamado orden mundial, que se sostiene desde la complicidad del sistema económico con el político, asfixiando las libertades y los derechos individuales.

EL URÓBORO COLONIALISTA QUE JAMÁS SOLTÓ SU COLA: cierto es, que el control formal e informal permitió la sobrevivencia de la familia, de la comunidad y de la sociedad, pero con la expansión económica y política -absurda, pero real-, el concepto de sociedad convencional transmutó al de sociedad anónima, atribuible a los colonizadores de inicios del siglo XVI con la Compañía Holandesa de las Indias y la Casa de San Jorge, así, la antigua y esclavizante colonización pasó a ser neo colonización.La sociedad anónima convertida en “trasnacional” terminó por imponer antivalores que deprecian la dignidad del ser humano y menguan sus libertades; la neo colonización controló los recursos naturales, impuso sus reglas a los estados nación y esclavizó a los pueblos, violentó los derechos humanos y destruyó el medioambiente, sin castigo alguno; actos que continúan con absoluta impunidad en pleno siglo XXI.

Esas prácticas de las potencias más avanzadas del planeta –pero no crea que de Inglaterra, Estados Unidos, Rusia, China, etc., sino de JP Morgan, Bank of American, Nestle, Germinal Mills, Danone, Exxon Movil, Gazprom, Newmont Goldcorp, Barrick Gold, Anglogold, Bayer, Pfizer, Abbot, Merck, Coca-cola, Monsanto, etc., son equivalentes a los deseos de aquél ángel que se reveló contra su padre y que eligió esclavizar a la humanidad. Estas trasnacionales neo colonizadoras pagan ejércitos, depredan agua, bosques, tierras agrícolas, financian campañas políticas e imponen presidentes, aniquilan comunidades, fomentan la corrupción y eliminan todo lo que estorbe a sus proyectos de control; pobre de aquél ingenuo –sea país, grupo o etnia- que se interponga en su camino.

LA VIOLENCIA PRINCIPAL MECANISMO DE CONTROL: del militarismo, las armas y la religión usadas para someter la voluntad de los pueblos, etnias y países, se pasó al sometimiento global mediante el control de las industrias estratégicas: los alimentos y la farmacéutica son las más emblemáticas, pero abarca a todos los giros generadores de riqueza.Para lograrlo, el gran paso fue absorber y concentrar todos los medios de producción –la tierra, el trabajo, el capital y la tecnología- formando estructuras económicas y financieras de circuito cerrado del que nada puede escaparse; el sistema financiero y tecnológico fueron la cúspide de ese control; en contra parte, a nivel global, la pobreza extrema, la enfermedad y la contaminación fueron sus resultados.La economía y la política –sin ética ni moral- terminaron siendo instrumentos inmejorables del sistema de control global; todas las defensas nacionales se derrumbaron y los gobiernos terminaron siendo meros instrumentos de control nacional y local. La violencia inicial descrita jamás desapareció pero se diversificó, muy pocos vislumbran que esas violencias, enfermedades y extrema pobreza deviene del sistema internacional económico y político predominante, disfrazados de sociedad anónima trasnacional. No es muy difícil identificar como causas del esclavizante control a entelequias como el mercado, trasnacionales, corporativos financieros, pero sí, es muy difícil identificar a sus verdaderos dueños, que desde luego, sí, los tienen-.Aquí mismo, en México, podemos ver quienes monopolizan las telecomunicaciones, la harina para tortilla, la industria de la carne y hasta las finanzas domésticas; pero a nivel internacional resulta muy complicado y ambiguo precisar con nombre y apellidos, quiénes son los dueños de la industria farmacéutica y alimentaria o de los banco o de la biotecnología y demás industrias; pues, el anonimato es el velo que oculta casi a la perfección a los actuales “ángeles” esclavizadores de la humanidad.

EL CODEX ALIMENTARUIS: apenas en la recta final del siglo XX, se logró cooptar casi completamente el comercio internacional de los alimentos –antes se producían, vendían y consumían localmente-; en esta época existen incontables barreras no arancelarias de control alimentario internacional que argumentan inocuidad, calidad, equidad comercial, protección del medio ambiente y hasta contra el narcotráfico y terrorismo, mediante las cuales han logrado romper todo contacto directo o indirecto entre productores y consumidores, dando así el control absoluto a los oligopolios e intermediarios.Son las sociedades anónimas trasnacionales, las que dictan que se comerá, dónde y a quién comprarán las personas sus alimentos: la Coca-Cola, Tyson Foods, Beyond Meat, Pilgrims, Bachoco, Bimbo, SuKarne, entre otras, ya tienen el control absoluto del sistema alimentario, si esto no es violencia extrema, entonces qué es; y, mientras tanto el Estado benefactor está en completa ausencia y complacencia.El codex alimentaruis, es una larga y estricta lista de reglas no arancelarias protectoras de las ganancias de unas cuantas empresas que impiden el libre comercio de alimentos; entre sus máximos impulsores están: la Organización Mundial de Salud, la Organización Mundial del Comercio, la Organización para la Alimentación y la Agricultura, la Administración de Medicamentos y Alimentos, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización de los Estados Americanos y el Banco Interamericano para el Desarrollo. Aunque se diga lo contrario, el codex, es un mecanismo excluyente.

¿CUÁNDO FINALIZARÁ EL MITO EN MÉXICO?: quizá ahora, se entienda por qué nuestro país, el primer trimestre del 2021 importó 9.5 millones de toneladas de granos y oleaginosas, equivalente a 3.5 mil millones de dólares y, no obstante, el campo sigue abandonado, sin políticas de reactivación ni de independencia alimentaria.INCITACIÓN: NicolásRomerense, hace apenas unos días no sabías de tus candidatos a diputados y alcaldes, ahora tienes información suficiente de cada uno de ellos para pulsar sus propuestas políticas, sociales, económicas y culturales.

Entre esas propuestas encuentras opciones reales y tangibles para solventar tus demandas ciudadanas: en materia de empleo, desarrollo urbano, mejoramiento de los servicios públicos como el agua, recolección de basura, seguridad y alumbrado público, entre otras.Sólo como sugerencia, analiza con la cabeza fría y que no te gane el hígado político. Observa de cerca, contrasta resultados y ofertas viables y futuribles

.Hasta pronto.

6Tú y 5 personas más8 veces compartidoMe gustaComentarCompartir

previous arrow
next arrow
Slider