19/06/2021

Continuamos

Periódico de Información General

CUÍDATE DE LAS ALTAS TEMPERATURAS

.- Es necesario usar filtro solar en las áreas expuestas al sol, así como cubrirse con sombrilla, gorra o sombrero

.- Vital mantenerse hidratado con agua natural y, de ser posible, no acudir a lugares donde se concentre el calor

VALLE DE MÉXICO.- Ante las altas temperaturas registradas en la Zona Metropolitana del Valle de México y en algunos estados del país, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el Estado de México Oriente recomienda a la población evitar consecuencias por insolación o acaloramiento como náuseas, vómitos, dolor de cabeza, sopor, somnolencia y alteración de las fibras musculares expuestas.

Se exhorta a la población a usar ropa ligera, de colores claros y manga larga, y evitar realizar actividades al aire libre entre las 11:00 y las 15:00 horas.

En caso de salir a la calle es necesario usar filtro solar en las áreas expuestas al sol, así como cubrirse con sombrilla, gorra o sombrero.

También es vital mantenerse hidratado con agua natural y, de ser posible, no acudir a lugares concurridos donde se concentre el calor.

Se recomienda beber agua con frecuencia, permanecer en lugares frescos o climatizados, evitar practicar alguna actividad física al aire libre en las horas más calurosas y hacer comidas ligeras como ensaladas, frutas y verduras que ayuden a reponer las sales perdidas por la transpiración del cuerpo.

En los meses de primavera y verano, cuando las temperaturas registran en algunos estados del país los 40 grados centígrados o más, se recomienda a la población evitar el choque térmico o golpe de calor, un exceso de calor en el cuerpo, que generalmente es consecuencia de la exposición prolongada o esfuerzo físico a altas temperaturas.

El golpe de calor requiere tratamiento de urgencia, ya que de no recibir atención inmediata puede dañar rápidamente el cerebro, el corazón, los riñones o los músculos y empeora cuanto más se retrasa el tratamiento, lo que aumenta el riesgo de sufrir complicaciones graves o la muerte.

Se debe tener especial cuidado con los bebés, quienes aún no cuentan con madurez de los mecanismos que regulan la temperatura, con los adultos mayores, que por su edad avanzada han perdido esa capacidad de regulación, y con los pacientes con alguna enfermedad crónico- degenerativa, que por su situación médica se precipitan al golpe de calor.

Por ello, se hace un llamado para que ante la presencia de un choque térmico se acuda a la Unidad de Medicina Familiar (UMF) que les corresponda o Urgencias, ya que síntomas como aumento de la temperatura corporal, deshidratación, piel caliente o seca, resequedad de boca, sudoración excesiva, dolor de cabeza, debilidad y calambres, están relacionados con la presencia de este padecimiento.

previous arrow
next arrow
Slider