19/06/2021

Continuamos

Periódico de Información General

ALZAS AHOGAN ECONOMÍA FAMILIAR

.- El aumento de varios productos, la falta de empleo son factores que día con día afecta a las familias de la clase trabajadora

Por: JOSE HERNAN

ZONA ORIENTE, Méx.- Tras el gran distractor que se convirtieron las pasadas elecciones, viene la resaca social y la vuelta a la observación de la vida diaria, donde uno de los factores que sigue impactando a la sociedad es la de la economía, donde madres de familia intentan estirar el gasto a donde más se pueda, porque se dieron cuenta que los precios de diversos productos subieron.

En un recorrido realizado por este medio a diversos centros de abasto, así como entrevistas a las amas de casa, afirmaron que los productos si tuvieron una variación a la alza y ello les impide aún más poder hacer rendir el gasto, donde aseguraron que la falta de trabajo o éste es mal pagado, por lo que es necesario implementar diversas estrategias para poder cumplir con el requisito alimentario de la familia.

Antes el gasto que se hacía era con un solo empleo, ahora sin empleo y con la unión de diversas entradas económicas apenas y alcanza para lo mas primario, coincidieron varias consumidoras.

Por su parte los expendedores de diversos productos entre frutas y legumbres, así como de cárnicos o de abarrotes, afirmaron que hoy la venta y compra de productos se hace por pieza, es decir, antes se compraban de a kilo, hoy no, hoy tan sólo las piezas que se consumirán o bien lo que son los integrantes de familia, afirmó un carnicero y en el caso de las verduras afirmaron que la venta es por un mínimo, al grado de que ya no es posible vender productos de a peso o dos, sino de cinco pesos para arribar, porque si no se vende, de todas maneras  se echa a perder y ya ni que decir de la fruta, porque ésta parece estar lejos de la economía diaria de la familia.

En el caso de los abarrotes padecen algo similar, porque aseguran que las ventas son de acuarto de kilo y también son unitarias.

Todo ello aunado con el problema de la pandemia afectó seriamente sus ventas, al grado que ya se observan más puestos, en el caso de los mercados, cerrados y menos comercio en las calles.

Lo peor, dijo una señora de edad, es que ya no se encuentra la puerta, porque por más que hagamos y juntemos diversas entradas económicas, apenas y se va saliendo tan sólo para comer, porque el pensar en comprar o adquirir algunos bienes, pues para esos ya no alcanza, afirmó.

previous arrow
next arrow
Slider