.- Gobiernos de la mano con la delincuencia

.- Maestros “voluntariamente a fuerzas” a clases presenciales

Por: SAUL HERNANDEZ

EL TEMA pendiente con la sociedad es el de la inseguridad para los tres niveles de gobierno, situación que permeó mucho en las pasadas elecciones y donde ya los análisis comienzan a surgir.

El primero de ellos, se dio antes de las campañas, donde se dijo que por lo menos un tercio del país se encuentra en manos de los diferentes grupos criminales que hacen de las suyas sin que nadie les haga algo, ello dejó en claro un mensaje que pocos leyeron durante las campañas.

Y resulta ahora de observarse que la mayoría de estados y municipios que obtuvo Morena, precisamente son de los más conflictivos en materia de inseguridad, sobre todo que se han posesionado los diversos grupos que hacen de todo y contra todo, siendo la sociedad la más afectada.

En el evento que tuvimos en la jornada electoral, donde quien esto escribe, en compañía de compañeros reporteros y de diversos medios, nos dimos a la tarea de informar de dicho proceso en la entidad, se observó que diversos actos intimidatorios se llevaron a cabo en varios municipios, pasando por Amecameca, que se registró una balacera donde una niña resultó herida, de igual manera en Valle de Chalco, en el municipio de Chalco y en municipios del Valle de México, así como otros de la zona oriente, donde la constante fue la observación de automóviles que circulaban por las casillas donde abordo se observaban hasta cinco personas que pasaban lentamente por dichas casillas, de igual manera trascendió el hecho de las amenazas vertidas a candidatos, para que desactivaran sus trabajos electorales, donde sólo se dieron rumores, ya que ninguno de ellos lo confirmó, así también a equipos de trabajo e inclusive a militantes y simpatizantes de diverso grupos políticos para que desistieran ir a las urnas, entre otras cosas más comunes como la coacción y compra tradicional del voto y decimos comunes porque así sucede en cada elección.

Sin embargo, el tema de la violencia y de las amenazas si estuvo presente y llama la atención dichos datos.

Ahora bien, qué pasará con la ciudadanía, que tendrá que tomar la justicia por su mano o esperará a sentarse a seguir siendo lesionada, porque la delincuencia no se detiene y con poder menos, en verdad es un asunto grave y es un tema que reviste especial importancia.

Con el asunto de la migración de latinoamericanos a Estados Unidos, donde ya el vecino país del norte señaló a México que busque las alternativas para que ésta se detenga, seguramente de la mano vendrá la exigencia del control también de la delincuencia, sobre todo de la venta de drogas y es ahí donde las cosas no podrían verse nada bien, ya que podría engendrar mayor encono y la sociedad es la que termina pagando los platos rotos

Hasta el momento Joe Biden no ha hecho lo  necesario para exigir de más, sin embargo, no tardará sentir la presión de los congresistas para ello y acostumbrados a como son, diremos que no tardarán en hacerle al país manita de puerco para que haga lo necesario.

Hasta el momento el gobierno del presidente López Obrador ha sido bastante laxo en ese rubro y pareciera que hay mas una simulación que una acción verdadera de contener la delincuencia y que los diversos grupos también saben a lo que juegan con el gobierno federal que no ha mostrado firmeza pese a contar con el Ejército, la Marina, la Guardia Nacional y todo el aparato de seguridad que tiene a través de las diversas instituciones, por lo que entonces podemos decir que si antes tenía un tercio de control sobre el país, quizá vayan por otro tercio más, no olvidemos que también han entregado despensas y hecho otras cosas con tal de tener control sobre la población, así tenemos que muchos migrantes engruesan esas filas de las diversas corporaciones de delincuentes y aumentan el número de pobres en nuestro país, dos flagelos que han sido imposibles de detener.

La economía no es boyante, ha crecido el número de pobres, ahora diez millones más, la delincuencia ha mutado en múltiples formas con tal de ganar por todos lados y, pareciera que a veces lo logra, por otra parte carecemos de clase política, bueno no hay clase y sí un grupo de interesados queriendo seguir pegados a la ubre gubernamental, políticas públicas poco efectivas, acciones  de igual manera poco asertivas, situación que nos pone contra la pared, por ello la exigencia social de que ahora las autoridades hagan más de lo que prometen debe ser esa constante que ayude al cambio real del entorno, esa es la gran apuesta que la sociedad asuma ese rol de exigencia y en la medida en que se logre seguramente podemos ir caminado hacia un futuro más amable, antes será muy difícil de lograr.

PASANDO A otra cosa, trascendió el hecho de que los maestros en el Estado de México, tendrán que ir a los centros educativos “voluntariamente a fuerzas”, por lo que entonces lo dicho la semana pasada por el gobernador Alfredo del Mazo, queda sólo en eso, en dicho y era casi seguro que así sería, tal y como se las gastan en el sindicato que sabemos está alineado con el gobierno estatal.

Así que el ensayo ese de ejecución que se pretende de los últimos días de este ciclo escolar, será eso, un ensayo más y donde a final de cuentas, cuando empiece el ciclo escolar, se verá la realidad donde esperemos ver cómo se pondrán las cosas y que los efectos de contagio vayan a la baja, que debe ser lo principal, de lo contrario las cosas seguirán igual y ojalá que no peor.

Y ya dije.