.- El pintos originario del municipio es uno de los más importantes de la época contemporánea

 
CUAUTITLÁN IZCALLI.- La entidad mexiquense ha visto nacer personajes que han transformado la historia, no sólo de su lugar natal, sino del país y uno de estos hombres universales es Luis Nishizawa, quien supo hacer de su obra una muestra de sincretismo entre lo mexicano y japonés.

El pintor nació en Cuautitlán Izcalli, municipio que está cumpliendo 48 años de haberse convertido en municipio de la entidad, además de que conserva un espacio dedicado a la memoria del pintor y ofrece a sus visitantes una amplia gama de atracciones turísticas.

Este territorio recibe su nombre del náhuatl cuauhuitl: “árbol”; titlán: “entre”; iza: “tu” y calli: “casa”, significan “Tu casa entre los árboles”.

Cuautitlán Izcalli se localiza en la parte noroeste de la cuenca de México. Su historia comienza con la presencia de chichimecas, quienes tuvieron influencia de otros pueblos como tepanecas, colhuas y mexicas.

Aquí hay restos de la zona arqueológica de Atlamica, el acueducto de Guadalupe, que data del siglo XVIII, conocido como los Arcos de Tepojaco. Algunas haciendas como el Casco de la Venta, San Pedro Cuamatla, San José Puente Grande, Xatilpa y La Encarnación.

Como parte de su oferta turística y cultural está el “Parque de las Esculturas, Cuautitlán Izcalli”, situado en el centro del municipio, que atesora en su interior 17 esculturas de Charlotte Mata, conocida en el mundo artístico como Charlotte Yazbek, sus obras se encuentran al aire libre, y convierten el lugar en uno de los tres parques en todo el mundo que exhiben la obra de una sola artista.

También alberga la casa de cultura, en la cual se imparten diferentes talleres; además está el salón La Troje, utilizado para exposiciones culturales y, para un paseo, están los Jardines del Arte, del Maguey y del Pirul, o subir a una lancha en el lago artificial, en el que conviven diversas especies de fauna, como patos y gansos.

Otro sitio imperdible es el Parque Espejo de los Lirios, Cuautitlán Izcalli, uno de los más importantes de la zona, con una superficie de 487 mil 407 metros cuadrados, famoso porque a un costado del lago, está el Paseo Juan Pablo II, en el cual hay una estatua de bronce de este Papa.

En este espacio pueden realizar actividades al aire libre como correr o caminar en la trotapista de dos kilómetros, o andar en bicicleta, disfrutar de eventos deportivos, como torneos de futbol, tenis, basquetbol y atletismo, entre otros, e incluso de eventos caninos.

También hay paseos a caballo, renta de bicicletas, palapas y asadores distribuidos en todo el parque, por un bajo costo de renta, y, para los más pequeños, zonas de juegos infantiles.

Por tradición, en el municipio se elaboran artesanías de barro, madera, algodón, piel y cuero, además de conservas de frutas.

Al visitar el municipio, los turistas deben seguir las medidas de sanidad correspondientes como el uso correcto de cubrebocas, lavado constante de manos y uso de gel antibacterial para cuidar todos de todos.