.- Asegura la doctora María de los Angeles

Por: GLORIA DRAGOMIROVA

CHALCO, Méx.- Desde estudio de Mega Mix radio y el programa “Gloriosamente, Vibrando con Gloria” que se transmite todos los días martes desde las 10 am, iniciamos grandiosa charla con mucha información de valor con la doctora María de los Ángeles, psicóloga, sanadora, empresaria y transformadora de conciencias.

La maestra Ángeles y una servidora hablamos  sobre el cómo podemos nutrir de manera mucho más conscientemente, cuerpo y espíritu, ya que somos un todo conformado por estas dimensiones básicas, con lo cual éstas interfieren directamente sobre el estado de nuestro bienestar general si es que sabemos alimentarlas y mantenerlas equilibradas.

La doctora De Los Angeles compartió  importante información de  salud, basada en su larga trayectoria en este rubro y apoyada con testimonios de sus pacientes, además mostrando su gama  de productos regeneradores, marca “Aleph Suir”,  que están enriquecidos con factor de transferencia, lo cual es esencial para la salud y la vitalidad de nuestro organismo.

En relación a ello, comenta la doctora, que durante el proceso de su fabricación, sus productos son expuestos a altas frecuencias para así tener un poderoso efecto sanador y restaurador del  óptimo funcionamiento de cada célula de nuestro sistema.

Y esta ocasión la doctora compartió valiosa información específicamente sobre el producto Premium, líder de la línea, denominado “Factor K”, que al estar hecho a partir  del suero de la leche de la cabra y de la vaca, lo que genera es un fortalecimiento del sistema inmunológico, ya que desde hace muchos años el humano ha estado tomando la leche de estos animales como alimento, sin embargo, lo esencial para con nuestra salud de este producto  primario es el suero de la leche qué literalmente pasa información nueva al cuerpo humano y  de esta manera re establece su óptimo funcionamiento, ya que el producto “Factor K” contiene 11 minerales, proteínas y aminoácidos necesarios para que las células se pongan bien contentas, señala la doctora.

Además por las frecuencias 432 de la madre Tierra y frecuencia 963, que es conocida también como frecuencia De Dios, que contienen todos los productos de la línea “Aleph Suir”, nosotros estamos sutilmente recordando que somos este Dios en acción, la esencia que somos en realidad.

Con lo cual los productos que al entrar en contacto con nuestro sistema funcionan como un chip que restaura las células que lo necesiten, y así a su funcionamiento natural.

Una nutrición de alta calidad es lo que propicia el producto “Factor K”, que además contiene glutation e inulina  de agave: Lo que  ya  es extraordinario para también reparar el tracto digestivo, con lo cual estamos aportando algo totalmente limpio, perfecto, y sano a nuestro organismo, equilibrándolo así para evitar que se resienta por cuestiones como cualquier tipo de virus, hongos, bacterias que pudiesen llegar por contacto, además por pensamientos y emociones no armoniosos, y por toda la consciencia colectiva de la cual formamos parte, explica la doctora Ángeles.

Se trata de recibir una información poderosa que el producto nos aporta para que nuestro organismo pueda reparar efectivamente las células afectadas, nutriéndolas en amor y en constitución con los principios de las moléculas del suero de la leche.

“Es algo altamente benéfico y muy sencillo, que podemos llevar a la gente, y que nos ha ayudado mucho en esta época de pandemia, ya que la mayoría de la gente que está tomando el producto Premium “Factor K” de la marca “Aleph Suir”, se esta  re estableciendo muy rápidamente, como por ejemplo en caso de pacientes que han estado enfermitos y se recuperan muy pronto.

Y además hago mucho hincapié de darles ese regalito a los niños con unas 2 o 3 onzas con una cucharada de factor de transferencia, y así estamos evitando ser terreno fértil para cualquier virus o bacteria que esté asomándose, además estamos nutriendo al ser humano!”,  comenta la doctora.

“De esta manera  propiciamos un bienestar total para las personas, ya que además la frecuencia de Dios 963 entra directamente a las células, despertando así la deidad que somos, este Dios en acción,  y desde ahí continuamos nutriendo la parte física en perfección con todo en el universo, que es la parte de la nutrición desde los sueros de la leche con el colageno que tiene el producto.

De esta manera  estamos nutriendo nuestro cuerpo y procurando nuestra forma de vibrar, con lo cual ya tenemos un avance muy significativo“, señala la doctora.