.- Así como tratamiento para eliminar el virus de la hepatitis C

.- El 28 de julio es el Día Mundial contra la Hepatitis. El Instituto cuenta con antivirales de acción directa con efectividad de 98 por ciento para erradicar el virus

VALLE DE MÉXICO.- Irma y Graciela no se conocen, pero comparten algo en común: ambas sufrieron cirrosis hepática a causa del virus de hepatitis C, recibieron un trasplante de hígado en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y tratamiento de alta efectividad para eliminar este virus que también puede causar cáncer.

El doctor Mauricio Castillo Barradas, gastroenterólogo y hepatólogo adscrito al Servicio de Gastroenterología de esta Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) de La Raza y médico tratante de Graciela, destacó que a partir de 2017 se cuenta con antivirales de acción directa para el tratamiento de pacientes con infección crónica por virus C, con efectividad del 98 por ciento.

Detalló que por la cirrosis hepática, la paciente desarrolló hemorragias por várices esofágicas y se le reventaron ocho de ellas, además acumuló agua en el abdomen y sufrió trastornos de personalidad, del estado de conciencia y orientación, por el desarrollo de toxinas que afectan al cerebro.

Por ello, el 3 de abril de 2019 se le realizó un trasplante de hígado de donante cadavérico y una vez que su evolución fue favorable, le otorgaron antivirales de acción para eliminar la hepatitis C de su organismo.

Diez días después del trasplante, Graciela salió del hospital y tres meses más tarde también estaba curada del virus que le causó cirrosis: “me siento muy bien, recuperé mi salud, recuperé toda mi vida, el poder hacer ejercicio, trabajar, cocinar, en verdad me cambió la vida”.

La doctora María Teresa Rizo Robles, encargada de la Clínica de Hepatitis Viral del Hospital de Especialidades (HE) del CMN La Raza, destacó que hace 11 años Irma fue diagnosticada con una enfermedad poliquística del hígado y posteriormente desarrolló cirrosis por el virus de hepatitis C.

Explicó que en 2019 la paciente recibió el tratamiento con antivirales de acción directa, con la eliminación del virus entró a la lista de trasplante de hígado y hace un mes recibió el órgano, “ha logrado la curación total de su enfermedad hepática”.

La señora Irma refirió que a causa de la enfermedad padecía de mucho dolor, cansancio, problemas para respirar, abdomen inflamado y debía guardar reposo todo el tiempo posible, por lo cual por momentos dejó hasta de caminar, además, entraba en situaciones de crisis por el dolor y tenía que ser internada.

“Empecé el tratamiento para virus C el 9 de agosto y terminé el 30 de octubre de 2019, me hicieron los laboratorios y afortunadamente el virus se erradicó. Sin ese tratamiento no hubiera tenido la oportunidad de ser una persona trasplantada”, enfatizó.

En el marco del Día Mundial contra la Hepatitis, que se conmemora el 28 de julio, la doctora Rosalba Moreno Alcantar, jefa del Servicio de Gastroenterología del HE del CMN Siglo XXI, destacó que el lema de 2021 es La hepatitis no puede esperar, “los esfuerzos deben ser dirigidos a la detección de la hepatitis y su eliminación, pues cada minuto con 30 segundos alguien fallece por esta enfermedad”.

Por ello, dijo, a partir de marzo de 2020 el Seguro Social ha implementado que en unidades médicas de primero, segundo y tercer nivel se pueda llevar a cabo el diagnóstico de las hepatitis de una forma fácil y rápida, a fin de acceder de manera pronta al tratamiento.

Detalló que en las Unidades de Medicina Familiar (UMF) ya sea en jornadas de detección o como parte de la consulta médica, a personas con factores de riesgo para hepatitis C (transfusión sanguínea antes de 1995; tatuajes, piercings o tratamientos dentales con aparatos de dudosa higiene y usuarios de drogas, entre otros) se les aplica la prueba que en unos minutos determina si es positivo.

Si la o el derechohabiente tiene el virus pero no presenta daño hepático o enfermedades crónicas, recibe tratamiento en la UMF; en caso de presentar alguna complicación, es referido a un hospital de segundo nivel y en caso de necesitar una prueba especializada, es enviado a una UMAE.

Agregó que cada atención se brinda en estricto apego al Plan Nacional de Erradicación de la Hepatitis C y con los cuidados de higiene y bioseguridad, a fin de evitar contagios de COVID-19.