JAMES HETFIELD: CONSERJE, PAPÁ Y ROCKSTAR

Vocalista de la legendaria banda de rock, Metallica

La voz de James Hetfield es sin duda una de las más representativas dentro del trash metal.

El líder de la banda estadounidense Metallica le ha dado vida a temas ya clásicos del género como “Sad but true” con su característico estilo vocal que parece desgarrarse en cada nota.

Además de una historia reconocida en la música, tanto Hetfield como la banda no se han librado de protagonizar momentos polémicos e incluso dolorosos.

En el cumpleaños número 54 de James Hetfield recordamos algunos de los acontecimientos más importantes de su carrera.

James Hetfield, un rockstar muy trabajador en oficios

Antes de convertirse en el rockstar que hoy es bien conocido, el cantante tuvo trabajos más “normales” como conserje de escuela y empleado en una fábrica de calcomanías.

Accidentes

En diversas ocasiones el vocalista ha tenido que dejar de tocar la guitarra o cantar junto a la banda por problemas con su salud.

Un ejemplo de ello sucedió en 1992 cuando compartían concierto con Guns N’ Roses en Montreal: Metallica tocaba “Fade to Black” cuando el intérprete se paró sobre una torre de pirotecnia justo cuando fue encendida, quedando con quemaduras de segundo y tercer grado en el brazo izquierdo y rostro, por lo que Metallica continuó la gira con ayuda de otro guitarrista.

De hecho el tatuaje que Hetfield tiene en ese brazo (cuatro naipes en llamas) cubren la marca de la quemadura.

Pierde a un amigo

Después de una presentación en Estocolmo en septiembre de 1986 la banda sufrió un accidente mientras que se dirigían a Copenhague. El chofer perdió el control del vehículo y el bajista de la banda, Cliff Burton, salió despedido del vehículo mismo que le cayó encima causando su muerte.

Aquel mismo día tras confirmarse la muerte de Burton se pudo ver a James Hetfield borracho y gritando en la calle “Cliff, ¿dónde estás?”.

Ardua lucha contra las adicciones

En 2001 la banda entró al estudio a comenzar con las grabaciones del “St. Anger”, mismas que se tuvieron que detener en julio porque Hetfield entró a rehabilitación para manejar su alcoholismo y otras adicciones; el artista regresaría hasta finales de año.

Toda esta historia y conflictos internos que en ese momento vivía la banda pueden verse en el documental “Some Kind of Monster”.

Sin embargo aquí no termina la historia de Hetfield con el alcohol, ya que en septiembre de 2019 regresó a rehabilitación, por lo que Metallica canceló su gira.

De rockero a padre de familia

Desde finales de los años 90 Hetfield está casado con Francesca Tomasi (antigua asistente de vestuario de Metallica) con quien tiene tres hijos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.