.- La zona de estudio conocida como La Pirámide será enterrada por ordenes del INAH

Por: JOSE ALBERTO ZEA DOMINGUEZ

TLALMANALCO, Méx.- Después de más de seis meses de trabajos del, “Salvamento Arqueológico en Tepantlalco predio la Pirámide”, y descubrir los orígenes de los habitantes Tlacoxalcas, entierran definitivamente una gran historia que nos legaron nuestros antepasados y sus riquezas que a lo largo de la labor de excavación de los arqueólogos, hoy se tapa y para siempre los únicos vestigios de la época posclásico Tardío que, ocuparon los primeros pobladores de Tlalmanalco.

Con Número Oficio 401.3S31.2021/2138, del Instituto Nacional de Antropología e Historia, (INAH), Estado de México, y al ser considerado como predio privado y al no encontrar nada importante según los dos arqueólogos que estuvieron a frente del salvamento arqueológico, Herve Monterosa y Ricardo Arredondo, volvieron a enterrar dicho predio denominado La Pirámide.

Según los arqueólogos, coincidieron en decir que, este lugar fue un Tepantlalco,  casa de elite de los Tlacochalcas, así como lugar donde vivía la clase noble en la época prehispánica.

Durante las excavaciones tanto de trabajadores como los responsables de los trabajos, se encontró dos osamentas, talleres Textil y labrado de clavos de piedra, así como caritas y Malacates, lo más importante fue los miles de cerámica encontradas en el lugar, (Tepalcates), que hasta la fecha en ninguna zona arqueológica de la época mesoamericana se hayan encontrado.

Según transcendió que la dueña del lugar pagó a los dos arqueólogos para trabajar en dicha zona precolombina, y si no se encontrara en dicho predio, el Centro INAH Estado de México, autorizaba para liberar, cosa que ya existe un dictamen a favor de la dueña de la zona Tepantlalco.

A pesar que la gente le pedía a la presidente municipal, Mtra. Ana Gabriela Velazquez Quintero, que comprara el predio en cuestión, no pudo hacer nada para que el INAH frenara que taparan de nueva cuenta el “Salvamento Arqueológico”. y se perdiera una gran historia la cuál quedará enterrada para siempre.

Sin embargo, movimientos ciudadanos y culturales, no quitan el dedo del renglón, ya que se están juntando firmas para ir con el mismo Presidente de la República, Andrés Manuel Lopez Obrador, y que sea el mismo que eche para atrás el dictamen, los cuales llevarán un proyecto ejecutivo para que, sea dicho terreno para zona recreativa y cultural en beneficio de la comunidad.