.- Los hechos se registraron alrededor de las 16 horas, cuando estas personas realizaban pruebas de manejo del camión vactor e incluso una de ellas al introducirse al pozo de visita del drenaje sin las medidas básicas de protección para este tipo de acciones, al parecer los gases tóxicos actuaron rápidamente y ya no pudo salir, en tanto que la otra persona que venía con ella al tratar de rescatarlo, también se metió al pozo de visita y de inmediato se desvaneció.

Por XAVIER SANDOVAL QUINTERO

TEZOYUCA, Méx.- Dos personas “instructoras” en la utilización del vactor que desazolva el drenaje de las comunidades de este municipio fallecieron al caer en un pozo de visita de la Colonia Santiago, en donde debido a los gases tóxicos perdieron la vida los desafortunados trabajadores externos, sin que pudieran ser ayudados por los servicios de emergencia que arribaron al lugar.

A pesar de la poca información existente, se logró saber que estas personas venían de la comunidad vecina de Cuanalan en el municipio de Acolman y que una tenía 47 y la otra era un joven de apenas 18 años.

En tanto que las autoridades municipales, en un breve comunicado afirma que; “El Ayuntamiento de Tezoyuca se une a la pena que embarga a la familia mostrándonos solidarios en estos momentos tan lamentables”.

“Durante la capacitación, el instructor ingresó al pozo de visita, con la intención de ilustrar la forma correcta de llevar a cabo los trabajos y al intentar salir del mismo, lamentablemente resbaló, cayendo al fondo del pozo”, indica el comunicado.

“Su acompañante al percatarse del incidente, ingresó a su rescate, sin tomar en cuenta las medidas necesarias para el mismo, inhalando los gases tóxicos del lugar, por lo que se desvaneció a los pocos segundos de su ingreso”, dice entre otras cosas.

Cabe mencionar que estos dos instructores llevaban trabajando en este ayuntamiento desde la administración anterior, pero no eran trabajadores de la administración local sino solo prestaban sus servicios a las administraciones municipales, en donde a decir de algunos entrevistados eran personas eficientes que bastó un error para que lamentablemente perdieran la vida.