.- El Congreso local prohibió rescindir la relación laboral de una servidora pública por estar embarazada.

.- La propuesta fue presentada por el diputado Marco Antonio Cruz Cruz.
 
ESTADO DE MÉXICO.- El Congreso del Estado de México aprobó por unanimidad reformas para que las instituciones públicas se abstengan de rescindir la relación laboral de una servidora pública por el hecho de encontrarse embarazada, en licencia de maternidad o durante su periodo de lactancia, o coaccionarla directa o indirectamente para que renuncie.

Al presentar el dictamen de la reforma a la Ley de Trabajo de los Servidores Públicos del Estado de México, por él impulsada, el diputado Marco Antonio Cruz Cruz, del grupo parlamentario de Morena, destacó que se salvaguardarán los derechos laborales de las servidoras públicas que se encuentran en estado de gravidez, que se les haya vencido su licencia de maternidad o que se encuentren en el periodo de lactancia.

El legislador reconoció a la Comisión de Trabajo, Previsión y Seguridad Social que respaldó esta iniciativa que salvaguarda los derechos laborales y reproductivos de las mujeres, así como los derechos de la infancia.

Resaltó que combinar maternidad y trabajo no es una tarea sencilla y equilibrar la vida laboral y familiar es un reto para las mujeres y más para las trabajadoras, que ven vulnerado su derecho a desarrollarse plenamente en el ámbito profesional.