.- No sé bien cómo estuvo, no sé en qué momento lo conocí pero, sí sé cuánto significó él en mi vida como periodista y como servidora publica, en ella está Ángel Gutiérrez el fundador del Periódico de Izcalli. 

Por L.A. Morrison 

Cuando yo salí de Televisa, estaba complicado eso del trabajo, de la carrera sales como con una embarradita de las materias, sabiendo nada del ámbito laboral y queriendo comerte el mundo pero sin saber cómo.

 Por algunas razones termine trabajando en la administración local, allá por 2013; en Biciverde, yo ya tenía un ratito, ya manejaba medios locales y ahí lo conocí. 

Yo desconozco si el impacto que otras personas tienen en tu vida, es el mismo que tú en las de ellas o ellos, yo creo que no.

 En la administración me sentía muy solita pero entonces vi un rostro familiar en toda la multitud, el Ombudsman del Ayuntamiento me era muy conocido y cuando me vio me abrazó y saludó, era él Ángel Abel Gutiérrez, quien siempre estuvo al pendiente de Biciverde, apoyándonos, publicando cualquier boletín que yo mandara por mas horrible que estuviera escrito, ofreciéndonos reportajes, corriendo la voz de lo que hacíamos, creo que es de los pocos medios que siempre ha visto lo ciudadano, que nunca nos tiró sin antes preguntar todo el contexto, recuerdo haberlo visto en nuestro parque alguna vez, y estaba ahí, en esa maravillosa administración. 

Fue pasando el tiempo, y cuando nos encontrábamos siempre me abrazaba y me preguntaba por mi bici. 

Recuerdo una vez que me toco estar en un operativo en el Mercado negro, estuvimos toda la noche, al otro día había un curso de Derechos Humanos y mi jefa me obligo a ir, llegue al curso, ahí andaba él muy feliz, fue me abrazo y me dijo: ay qué cara amiga, ¿te fuiste de fiesta? 

A lo que le respondí que no, que estuve en operativo y no había dormido lo suficiente, respondiendo ¿y qué haces aquí? Vete a tu casa, esto tú ya lo sabes te mando tú reconocimiento y si tu jefa te dice algo me avisas. Una semana después llegó mi reconocimiento. 

Les podría contar las historias más locas que pasamos en esa admin, pero creo que lo más importante es que, aunque hoy Ángel ya no está físicamente, su medio sigue apoyando a la comunidad y su esencia sigue cuidando y enseñando lo chido y maravilloso que es Izcalli. 

Hemos ido creciendo con el Periódico de Izcalli, pasamos de impreso a redes, de redes a hacerlo todo en línea, ¡FELIZ ANIVERSARIO! 

Gracias Ángel, te seguimos extrañando.