.- La ciudad 121 está dentro de los primeros lugares nacionales y estatales de violencia de género, robo de vehículos, a casa habitación y negocios.

.- El atraco en el transporte público es el pan de cada día de los izcallenses, ante la inoperatividad del Gobierno de Karla Fiesco García.

CUAUTITLÁN IZCALLI, Méx.- Ante la incapacidad de la alcaldesa Karla Fiesco García y su gobierno para brindar seguridad pública a los habitantes, la Ciudad 121 se hunde en la delincuencia con más de dos mil vehículos robados y más de mil 300 robos a negocios y casa/habitación, en lo que va de 2022.

Datos del Semáforo Delictivo del Estado de México, detallan que entre enero y abril de 2022, en Cuautitlán Izcalli se han robado dos mil 27 vehículos, se han cometido 961 robos a negocios y 345 robos a casa/habitación.

Es tal la incidencia delictiva que se perpetra en la Ciudad 121, qué Cuautitlán Izcalli se ubica entre las siete primeras ciudades mas inseguras en el Estado de México, pasando de rojo a amarillo y luego a rojo otra vez, en los rubros de atracos de vehículos, a negocios y casa/habitación.

La delincuencia ha superado al gobierno de Karla Fiesco y como muestra el ejemplo ocurrido a penas hace unos días, cuando delincuentes atracaron a una servidora pública del organismo Operagua y la despojaron de un maletín con más de 300 mil pesos en efectivo; afortunadamente, tras una balacera, los delincuentes fueron detenidos.

En este contexto, hay que destacar que en el pueblo de la Aurora los habitantes han decido crear un grupo de autodefensas para cuidarse, cómo lo informó Alejandro Orozco, Delegado Municipal, quien señaló que desde hace poco más de un mes sus vecinos -incluyendo jóvenes menores de 18 años- decidieron crear grupos de vigilancia para hacer rondines -armados con palos y tubos- recorriendo a pie por las noches los caminos, calles y avenidas de La Aurora y la comunidad Las Auroritas, con el único propósito de reforzar la seguridad y periódicamente realizan rondines para detectar zonas de riesgo y aplicar acciones para prevenir o inhibir hechos delictivos en esta comunidad.

Por último, recordar que -debido a la falta de denuncia ante las autoridades- a pesar que no existen cifras claras del robo a pasajeros en el transporte público, es un delito que todos los días se comete en el Estado de México, destacando Cuautitlán Izcalli entre los primeros siete municipios con alta incidencia delictiva.