Columna Invitada

Por Kevin Contreras

Alejandro Encinas y el Estado de México

Hablar de elecciones en el Estado de México es un tema de relevancia nacional, pues este proceso es la antesala de las elecciones presidenciales que se dan cada 6 años; además la entidad tiene cerca de 17 millones de habitantes y es el segundo lugar en aportación al PIB del país.

No estamos hablando de algo menor pues el PRI ha gobernado la entidad de forma ininterrumpida desde 1929, esto es exactamente hace 93 años.

Lo han hecho al dedazo, con fraudes, imposiciones y repartiéndose el poder entre familias. Eso lo sabe muy bien el actual gobernador Alfredo del Mazo. Su abuelo y padre también gobernaron el estado.

Aquí nació el Grupo Atlacomulco que ha llevado al poder estatal a seis de sus integrantes y a uno de ellos hasta la presidencia de la República, hoy autoexiliado en España.

Aunque el PRI viene totalmente debilitado de las elecciones de hace unos días donde perdió importantes estados y hoy es oficial que hay más ex gobernadores priistas tras las rejas que en funciones, la batalla electoral en territorio mexiquense no será sencilla.

Las primeras encuestas dan una ventaja de 3 a 6 puntos a la coalición Morena, PT y PVEM. 

Sin embargo, para evitar fraudes la victoria electoral tiene que ser contundente y para ello la unidad en la izquierda es lo más importante.

En las últimas semanas cinco aspirantes morenistas han acelerado el paso. Quieren salir en la foto, la mayoría realiza eventos masivos y reuniones para construir estructuras electorales.

En toda esta vorágine hay un perfil muy importante que ha guardado una impecable distancia, conoce la política y tiene muy en claro que primero está el deber público. Hablo del compañero Alejandro Encinas.

Encinas ha sido diputado federal, senador por el Estado de México, jefe de gobierno suplente de la Ciudad de México en 2005 cuando Andrés Manuel López Obradorgana la primera candidatura a la presidencia y actualmente es subsecretario de Derechos Humanos y Población de la Secretaría de Gobernación federal. También fue dos veces candidato a gobernador del Estado de México por la coalición de izquierda.

Entre los militantes y simpatizantes de MORENA, Alejandro Encinas es reconocido como el mejor perfil para poder ganar la elección y gobernar con un proyecto real el Estado de México.

Personalmente lo conocí en Cuautitlán Izcalli en sus recorridos, en las presentaciones donde siempre destacó el valor de la unidad en la izquierda

Veo en él un activista social, un humano íntegro con principios pero sobre todo un ser comprometido en la construcción de un mismo mejor destino para todas y todos.

Por cierto, este 23 de junio se cumplieron 49 años de la creación de Cuautitlán Izcalli. Al igual que en el Estado de México, aquí las mafias políticas locales se reparten el poder entre familias y la ciudadanía paga las consecuencias.

El 2 de enero de 2011 frente al palacio municipal de Izcalli, el compañero Encinas dijo con voz de profeta “nos vamos a volver a unir y vamos a volver a ser mayoría en el Estado de México y en todo el país”.

La candidatura de Morena debe ser construida por el pueblo mexiquense, bajo consulta abierta y democrática como ha sido delineado en los estatutos y refrendado por la dirección nacional, nunca bajo acuerdos de cúpulas o grupos políticos.

La tercera será la vencida.