.- La presidenta municipal, Romina Contreras, acudió a la comunidad de San Jacinto, para conocer los avances de este proyecto que se convertirá en un espacio único en su tipo en el Estado de México.

.- El Centro de Atención y Protección Animal tendrá una capacidad para alojar a cerca de 500 animales de compañía que han sido abandonados, con el objetivo de brindarles una mejor calidad de vida en un lugar en el que estén alejados de cualquier tipo de violencia.

HUIXQUILUCAN, Méx.- La presidenta municipal de Huixquilucan, Romina Contreras Carrasco, supervisó los avances de la construcción del Centro de Atención y Protección Animal, el cual se convertirá en un espacio único en su tipo en el Estado de México, en el que los perros y gatos en situación de calle, recibirán alimentación, cuidados veterinarios, alojamiento y podrán ser reintegrados con una familia que sea responsable, con lo que se busca prevenir un problema de salud pública y brindar una atención de calidad a las mascotas abandonadas.

Al acudir a la comunidad de San Jacinto, acompañada de los directores de Infraestructura y Edificación y de Desarrollo Agropecuario, Jessica Nabil Castillo Martínez y Crisóforo de Jesús Gutiérrez Nava, respectivamente, Romina Contreras señaló que este nuevo espacio tendrá una capacidad para alojar a cerca de 500 animales de compañía que han sido abandonados, con el objetivo de brindarles una mejor calidad de vida en un lugar en el que estén alejados de cualquier tipo de violencia.

Resaltó que, a pesar de la temporada de lluvias, la obra presenta un avance significativo en el camino de acceso y en el área de terrazas y jaulas, en donde las mascotas rescatadas estarán en óptimas condiciones y en un lugar seguro, y se estima que el próximo mes arrancará la construcción del edificio principal, en donde se contará con una clínica veterinaria que atenderá la salud de los perros y gatos y los esterilizará para detener su reproducción, a fin de que puedan encontrar una familia que los adopte y les dé una nueva vida.

Recalcó que este este Centro de Atención y Protección Animal será sustentable, al contar con paneles solares, y autosuficiente, al trabajar con una planta de tratamiento de aguas residuales, lo que contribuirá al cuidado del medio ambiente, además de hacer más eficientes los servicios para los animales de compañía que permanecerán gran parte del día en espacios al aire libre y seguros, por lo que es un proyecto integral que armoniza la atención y el cuidado de estos con la naturaleza del lugar.

Asimismo, Romina Contreras destacó que otro de los objetivos de este espacio, es que las calles permanezcan limpias y libres de heces fecales que, de no atenderse, se podría convertir en un problema de salud pública, por lo que este proyecto beneficia a toda la población y resuelve una exigencia de la ciudadanía.

De acuerdo con el proyecto, este centro de protección animal estará construido en un área de 158 metros cuadrados aproximadamente, en donde se colocará una recepción, un consultorio veterinario, un quirófano, un espacio para resguardo felino y otra de aislamiento canino, un almacén de alimentos, una bodega y un cuarto de preparación de alimentos, área de servicios y limpieza, así como un estacionamiento para visitantes, entre otras amenidades.