.- Para nadie es un secreto que el estado de México está sumido en la pobreza, la corrupción y la inseguridad, afirmó el líder de la agrupación política Unidos.

.- Habría que estar atentos para ver como maquillan la realidad que viven día a día los más de 17 millones de mexiquenses.

NEZAHUALCÓYOTL, Méx.- A días de que el gobernador Alfredo del Mazo rinda su quinto informe de gobierno, la pregunta sería qué va a presentar, pues a todas luces su trabajo ha sido omiso y los resultados en materia de seguridad y salud, entre otros rubros, deja mucho que desear y cada vez es más evidente el rezago, abandono y saqueo que actualmente padecen millones de mexiquenses, aseguró Juan Hugo de la Rosa García, presidente nacional de Unidos por un Mejor País.

El dirigente precisó que desde el inicio de su administración, el gobernador parece no mostrar ni la menor intención de atender las necesidades básicas de la población y no hay cambios positivos a la vista, aunque seguramente uno de sus supuestos logros será la llamada tarjeta rosa que a decir de su gobierno, ya cuentan con ella 600 mil mujeres, sin embargo, habría que recordarle que el Estado de México tiene una población de más de 17 millones de habitantes, es decir, la tarjeta rosa solo es un instrumento electoral.

Aseguró que por más cifras alentadoras que se pudieran ofrecer en el quinto informe del gobernador, la realidad es que a cualquier persona que se le pregunte cuál es una de sus mayores preocupaciones, seguro responderán sin titubear que la inseguridad, donde por cierto, no se ha mostrado una verdadera estrategia para contrarrestar este fenómeno que ha generado intranquilidad en las familias y en las empresas.

Señaló que el gobierno estatal solo se limita a destinar recursos para patrullas y más policías estatales, pero sin una estrategia efectiva ni programas para lograr la paz, solo hay simulación, por lo que cada vez los grupos delincuenciales tienen mayor presencia en diversos puntos de la entidad, incrementándose los casos de extorsión, intimidación, robo a transporte público, robo de auto, homicidios, entre muchos otros actos delictivos.

De la Rosa García sostuvo que la pandemia vino a redimensionar la problemática que sufren los mexiquenses en materia de salud, con hospitales inconclusos o en el abandono, sin la aplicación de recursos para su operación, fenómeno que se repite en muchos municipios y que parece no haber una solución a corto, mediano o largo plazo, tanto así que ese déficit en infraestructura hospitalaria, conllevó a que durante la pandemia, casi el 60 por ciento de las personas afectadas en el Estado de México, tuvo que buscar atención hospitalaria en la Ciudad de México, aunado a que más del 50 por ciento de la población mexiquense no cuenta con seguridad social.
Indicó que un caso emblemático es el municipio de Nezahualcóyotl, donde hace más de 30 años que no se construyen un solo hospital, mientras que más de 500 mil de sus habitantes no tienen acceso a la seguridad social, por lo que existe la urgente necesidad de construir cuatro nuevos hospitales: ya que sólo existen dos hospitales: La Perla y el Gustavo Baz, los cuales en suma cuentan únicamente con 280 camas para atender a más de un millón de personas, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda al menos 2 mil 800 camas para una población de esta magnitud.

Habría que preguntarle al gobernador sobre el tema de movilidad, ya que la realidad muestra que no existe una movilidad eficiente, con unidades en mal estado, pasajes caros que van en detrimento de la ya de por si malgastada economía de los mexiquenses, quienes destinan una buena parte de sus ingresos en transporte, aunado a un transporte inseguro ante la delincuencia que no se tienta el corazón en cobrar vidas humanas durante sus ilícitos.

Por último, el presidente nacional de Unidos por un Mejor País, Juan Hugo de la Rosa, manifestó que estos son solo un par de temas que habrá que ver cómo los presenta, si es que los presenta en su informe el gobernador, pero a ellos habría que sumarle el grado de pobreza de sus habitantes, el tema laboral en los jóvenes, los feminicidios, los servicios públicos, transporte público, corrupción, movilidad, entre muchos otros temas que ojalá no sean evadidos como ya ha ocurrido.