.-  En la violencia vivida este domingo en la colonia Jacarandas, hubo uso de palos, tubos, sillas, botes y piedras, se estima que participaron más de 200 comerciantes y al menos 50 policías estatales y municipales, quienes fueron agredidos y cuya agresión ocasionó daños a las unidades GET014 y GET24, en los parabrisas, espejos, vidrios laterales, calaveras, carrocería y torretas.

TLALNEPANTLA, Méx.- Patrullas con cristales rotos y varios lesionados, fue el saldo de una gresca a golpes en uniformados y comerciantes quienes con palos, tubos y los uniformados con sus escudos y toletes, protagonizaron un enfrentamiento violento en la colonia Jacarandas, hasta donde se extiende el mercado de San Andrés. 

El saldo oficial que reporta la policía de Tlalnepantla de Baz es un elemento de Seguridad Pública lesionado, daños a dos patrullas, el robo de dos radios de frecuencia policiaca y de un arma de cargo a un uniformado, además de las lesiones ocasionadas al personal administrativo.

Los hechos se registraron poco después del mediodía sobre la avenida Adolfo López Mateos, esquina Miguel Hidalgo, de la colonia Jacarandas, cuando alrededor de 50 policías de ambas corporaciones acudieron en apoyo de verificación comercial. 

Estos hechos se dan en el marco del programa de regularización de giros mercantiles que realiza el Gobierno Municipal de Tlalnepantla de Baz, situación que en el famoso mercado de San Andrés se salió de control y a los verificadores se les negó la entrada a locales para hacer su trabajo de inspección en negocios que presuntamente son irregulares y que venden bebidas alcohólicas a menores de edad, así como operar fuera del horario reglamentario y sin los permisos adecuados

En la violencia vivida este domingo en la colonia Jacarandas, hubo uso de palos, tubos, sillas, botes y piedras, se estima que participaron más de 200 comerciantes y al menos 50 policías estatales y municipales, quienes fueron agredidos y cuya agresión ocasionó daños a las unidades GET014 y GET24, en los parabrisas, espejos, vidrios laterales, calaveras, carrocería y torretas.

De acuerdo con la parte policiaca, el jefe de turno del Grupo de Operaciones Especiales de Seguridad Pública, notificó que durante la trifulca fue despojado de su arma de cargo, una Glock, calibre 9 milímetros, y dos radios portátiles, por lo que se acudió al Ministerio Público para dar inicio a la carpeta de investigación en contra de quien resulte responsable, denuncia interpuesta ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM).