.- Pide Congreso local a gobiernos estatal y municipal información sobre ayuda a zonas inundadas y grietas en Chalco.

.- Hace falta una verdadera rendición de cuentas de autoridades y constructoras, afirmó la diputada Anais Burgos.

ESTADO DE MÉXICO.- A propuesta de la diputada Anais Miriam Burgos Hernández, en nombre del grupo parlamentario de Morena, el Congreso local solicitó a la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra y al ayuntamiento de Chalco informe sobre los apoyos a las familias afectadas por inundaciones y grietas del fraccionamiento Héroes III, Pueblo Nuevo y la comunidad de San Marcos Huixtoco, de Chalco.

Al compartir un video en el  que se aprecian las afectaciones en distintos domicilios que dejaron las lluvias en los meses recientes, la legisladora lamentó la crisis de la vivienda pública en el Estado de México, llamó a poner un alto al crecimiento desordenado y a dejar de jugar con el esfuerzo de la ciudadanía por tener un patrimonio digno, a detener a las constructoras sin escrúpulos y a que las autoridades municipales y estatales no permitan más autorizaciones de construcción en donde no hay condiciones para el desarrollo.

Por lo anterior, solicitó respuestas del ayuntamiento de Chalco, de Rafael Díaz Leal Barrueta, secretario de Desarrollo Urbano y Obra, de la Coordinación de Protección Civil estatal, de la Comisión Nacional de Vivienda, del Instituto Mexiquense de la Vivienda Social, del Infonavit y del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores y del Fondo de la Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado.

Compartió que en los últimos años, durante los gobiernos de Arturo Montiel Rojas, Enrique Peña Nieto y Eruviel Ávila Villegas, se autorizaron 446 conjuntos urbanos con 803 mil 290 viviendas para 3 millones 716 mil 311 personas, pero que la mayoría se edificó en forma desordenada y provocó falta de servicios, abandono de viviendas, inseguridad, pérdidas económicas y hasta despojos en zonas ejidales e indígenas, que han llevado al fracaso de proyectos como las llamadas Ciudades Bicentenario, que fueron abandonadas por falta de planeación.

Además de que la actual administración estatal, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obra, ha autorizado 630 desarrollos habitacionales, por lo que hace falta una verdadera rendición de cuentas de las autoridades y constructoras por el abandono de viviendas.

Narró que un especialista en geología dictaminó que de manera inmediata se debe realizar un estudio de carácter geológico estructural para conocer los factores superficiales que provocaron las afectaciones, que es urgente que se actualice el atlas de riesgos y plan municipal de desarrollo para zonificar y establecer mapas de áreas propensas a riesgo natural, y que es necesaria una inspección inmediata de protección civil en las zonas afectadas. 

Cabe destacar que en otros municipios se vive realidad similar, como en Atizapán de Zaragoza donde se violentan usos de suelo para deterioro del medio ambiente y permitir la construcción de viviendas y oficinas logísticas, o en el caso de Tepotzotlán donde también se violenta el uso de suelo habitacional para permitir la construcción de bodegas industriales y patios de maniobras de trailers de carga.