.- En 2020, se han registrado más de mil 600 unidades robados; además la percepción de inseguridad va al alza

CUAUTITLÁN IZCALLI, Méx.- Distinguido por su incapacidad para ejercer su puesto y discriminar a personas discapacitadas, Ríos Garrido puede presumir que, durante este año, 2020, la cifra de autos robados ya alcanzó las mil 641 unidades, y tan sólo en septiembre la cifra subió a 178, nueve casos más que en agosto.

Cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública revelan este comportamiento en la incidencia delictiva de acuerdo a las denuncias levantadas ante el Ministerio Público.

De igual forma, en septiembre, el número de homicidio, 14 superó a los de agosto.

En otros delitos, narcomenudeo pasó de nueve a 18 carpetas iniciadas; la violencia de género incrementó de siete a 16 reportes; acoso sexual tuvo 1 incidencia en agosto y para septiembre fueron sobre extorsión, las denuncias se duplicaron de 5 a 12.

Esto enmarca la ineficiencia del actual comisario de seguridad pública, el cual  fue diagnosticado por Centro de Control de Confianza del Estado de México de la siguiente forma: 

“Se sugiere capacitación con respecto a las actividades, funciones y responsabilidades del cargo que ostenta, logrando con ello identificar de manera clara parámetros de responsabilidad que abarcan su puesto sensibilizando de esa forma la importancia de su quehacer así como las repercusiones de su incumplimiento, además otorgarle capacitación en técnicas de liderazgo de lo contrario asignarle funciones con menor responsabilidad y sin personal bajo su cargo, y monitorear de manera aleatoria su desempeño, finalmente concientizarlo sobre el pago de sus adeudos económicos (sic)”.