COTIDIANIDADES

TIEMPOS DE AJUSTES

Por: SAUL HERNANDEZ

LOS GOBIERNOS municipales siguen estando en las mismas condiciones con respecto a las medidas para combatir la pandemia, es decir, ninguna.

Son pocos los alcaldes quienes han decidido realizar otro tipo de acciones, como entrega de kits de limpieza o sanitización de áreas públicas u otras que no representen mayor complicación, así como también la constante acción de solicitar el cierre de locales de todo tipo, fuera de ellas, no se les ha escuchado nada y, al contrario, en el caso dela zona oriente, las cosas siguen a la alza con respecto a los infectados y a las defunciones.

De antemano está declarado que el estado de México, la Ciudad de México y Baja California son las entidades con mayor número de casos y defunciones, donde en el aspecto de la Ciudad de México, ésta ya decidió tomar otras medidas para tratar de volver a esa dinámica social que se antoja difícil de lograr, sobre todo por el hecho de que no sólo están las normas de operación, sino la sobre regulación que están exigiendo a dichos comerciantes para operar y que a la larga se convertirán en presa de la corrupción por no cumplir como se debe con las normatividades que sin duda, ya lo veremos.

Por ahora, el Estado de México ha decidido esperar una semana más para volver a esa dinámica social escalonada de acuerdo al semáforo de la pandemia, pese a que sabemos que no hay una vacuna ni protocolo médico que ayude a evitar los efectos del coronavirus.

Así que podríamos pensar, en caso de que a sociedad siga relajando dichas medidas de precaución, que tales números rojos no cesarán y que sólo llegaremos a la inmunidad para aquellos que la resistan, al parecer esa es la señal de la autoridad.

No será nada fácil, si pensamos en los muchos aspectos que hay que cumplir para lograr tener una tranquilidad y certificación que en donde estamos no nos vamos a contaminar, aunque eso nadie lo puede garantizar, si cada quién no implementa su propio método de protección, tanto en su persona, como en su hogar e interior de su familia.

Hasta el momento podemos decir que la autoridad ha tratado de cumplir con su objetivo, es decir, la no saturación del sistema, hospitalario, pese a dichos números a la alza, sin embargo, poco a poco se va coptando y, además, tendremos dentro de unos días la famosa marcha de los trabajadores de la salud, que siguen estando a la buena de Dios, porque no cuentan con los elementos necesarios para dar atención a la población, de antemano podemos decir que esta línea de atención primaria ha recibido considerables bajas en esta pandemia y que si se han detenido las denuncias, porque la autoridad también ha puesto “tapabocas” a aquellos que han levantado la voz.

Con todo, veremos si esta marcha se lleva a cabo y en qué termina.

Porque el 2020, nos sigue pegando con todo y la autoridad federal, pareciera que ya bajó los brazos y que la mesa se les ha hecho redonda ante la andanada de problemas que se viven.

Si la cifra de los 30 mil muertos de Gatell se cumple, dirán que tenían las cosas controladas, aunque diremos que ninguna muerte vale la pena por una condición política, si ésta se rebasa de acuerdo a sui s proyecciones, para todos ellos será un rotundo fracaso, aunque digan lo anterior, porque hay que recordar que de acuerdo también a sus estadísticas, los números hay que multiplicarlos por tres, por cuatro o hasta por doce. Al tiempo.

Y ya dije

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.